RECOMENDACIONES PARA EL VIAJE DE LOS BEBÉS EN SILLAS DE AUTO

La paternidad y la maternidad son un gran motivo de alegría que también conlleva numerosas responsabilidades una de las más importantes surge a la hora de transportar a los bebés en nuestro coche.

Nos pueden surgir dudas como: ¿Qué silla comprar? ¿Cómo colocar la silla en el coche? ¿Qué tipo de normativa es la que rige actualmente? ¿El coche está adaptado a la silla en concreto? 

 

En Dulce Bebé Soletes vamos a intentar dar respuesta a alguna de estas preguntas de la manera más sencilla posible.

 

Actualmente coexisten dos normativas europeas relacionas con el SISTEMA DE RETENCIÓN INFANTIL, la R44/04 y la R129 (I-Size).

 

La principal diferencia entre ambas normativas viene dada por la categorización de la silla.

En la R44/04 hay 5 grupos distintos en función del peso de cada niño

 

R44/04

Grupo 0           Entre 0 y 10 kilos

Grupo 0+         Hasta 13 kilos

Grupo 1           Entre 9 y 18 kilos

Grupo 2           Entre 15 y 25 kilos

Grupo 3           Entre 28 y 36 kilos

 

La R129 (I-Size) en cambio no utiliza dichos grupos y además deja de manos del fabricante el establecer una estatura máxima o mínima para cada silla en concreto. Además incluye una prueba de impacto lateral.

 

Está nueva normativa tiene 3 fases:

 

  • La primera de ellas regula la utilización de los sistemas de retención infantil desde que el bebé nace hasta que mide 105 cm de altura. 

 

Aquellas sillitas que cumplen con la normativa I-Size tienen dos puntos de anclaje en la parte inferior, uno en la parte superior o una pata que le da más estabilidad.

No obstante hay sillas de auto de la normativa anterior R44/04 que también tienen estos sistemas de sujeción.

 

  • La segunda fase hace referencia a aquellas sillas de auto con Isofix que se utilizan cuando el niño o la niña miden más 100 cm de altura.

 

Esta fase todavía no tiene fecha de aplicación pero se prevee que sea durante el año 2017. Esta fase no permite la venta de asientos sin respaldo para niños que midan menos de 125 cm de altura.

 

  • Por último la tercera fase será de actualización de todas aquellas sillas de la normativa anterior (R44/04) que no tengan anclaje isofix.

 

Con esta nueva normativa se estipula la colocación de las sillas Acontramarcha cuando los niños no superen los 15 meses o los 75 o 80 cm de estatura.

El motivo es que en un bebé el 25 o el 30% del peso corresponde a la cabeza.

Si nuestro hijo va en el sentido de la marcha y se produce una colisión frontal la fuerza del impacto la recibe principalmente la cabeza, el cuello y los hombros.

En cambio, si va A contramarcha la energía se reparte por todo el cuerpo y la cabeza no sufre movimientos tan bruscos por lo que resulta más segura. 

De todas formas, aunque esta medida de llevar sillas a contramarcha solo es obligatoria hasta los 15 meses, los expertos y las estadísticas recomiendan que los niños viajen a contramarcha hasta los 4 años de edad siempre que sea posible.

Otro detalle importante a tener en cuenta es que no es posible colocar una silla I-Size en cualquier coche que tenga anclajes Isofix. Debemos de comprobar que el coche está homologado para utilizar este tipo de sillas en concreto. Bien el manual de usuario o bien observando el signo que aparece junto al propio anclaje.

No obstante cualquier silla de la normativa anterior con anclajes Isofix se puede acomodar en cualquier coche que disponga de anclajes I-Size.

 

Independientemente de la sillita que escojamos siempre deberemos de respetar el código de circulación a la hora de colocar la silla de auto en nuestro vehículo. El código de circulación dice que desde octubre de 2015 los niños cuya estatura sea igual o inferior a 135 cm deberán viajar en un sistema de retención infantil homologado y que deben hacerlo en las plazas traseras de nuestro vehículo.

Pero hay algunas excepciones, que nuestros asientos traseros estén ocupados por otros menores, que nos sea imposible colocar todos los sistemas de retención infantil que necesitamos en nuestras plazas traseras o bien que nuestro coche no disponga de plazas traseras.

Si se da alguna de estas excepciones y el niño tiene que viajar inevitablemente en la plaza delantera derecha hay que recordar que debemos desconectar el airbag correspondiente.

Normalmente hay un interruptor en la guantera o entre la puerta y el salpicadero, pero no todos los vehículos lo tienen, por lo que debemos acudir al concesionario para que lo desactiven. Con los airbags laterales no hay ningún problema, no necesitan ningún tipo de desactivación.

 

Los anclajes Isofix los cuales hemos nombrado anteriormente pueden estar más o menos ocultos, pero siempre se encuentran en el mismo sitio. En la unión del respaldo y la banqueta. Desde 2014 todos los coches de nueva matriculación y con al menos 4 plazas llevan dos anclajes de este tipo en dos de sus plazas traseras.

 

Una vez que hemos elegido la silla de auto que mejor se adapta a nuestro bebé tenemos que proceder a instalarla.

1º Desplegamos los anclajes de nuestra sillita y los encajamos en los conectores Isofix. Muchos llevan indicadores que al anclarse cambian de color de rojo a verde.

2º Colocamos las demás medidas de seguridad disponibles como el cinturón de seguridad o la pata de apoyo.

Una vez hechos todos estos pasos es hora de acomodar al bebé y realizar una serie de comprobaciones:

  • Que la silla esté bien sujeta
  • Que el bebé no lleve mucha ropa de abrigo que abulte demasiado
  • Que los arneses se encuentran bien ajustados, ni muy pretos ni muy sueltos.
  • Tampoco está demás recoger los objetos sueltos del habitáculo que en caso de accidente pueden salir disparados y producir lesiones.

 

La nueva normativa se está implantando de manera gradual con el objetivo de mejorar y aunar todos los sistemas de retenciones infantiles en un solo modelo.

No es cuestión de comprar la silla más cara del mercado, sino de comprar aquella que en la medida de lo posible cumpla con la normativa más actual, que sea compatible con nuestro coche, que haya tenido buenos resultados en las pruebas de impacto y que sea de fácil instalación.

 

Dulce Bebé Soletes no recomienda comprar sillas de auto de segunda mano porque nadie nos puede garantizar que el sistema no haya sufrido golpes o accidentes que inhabilitarían las funciones de seguridad de esta.

Este producto fue añadido a su catalogo en domingo 26 mayo, 2019.

   

Subscríbete a nuestras noticias